Skip to content

Cómo ahorrar para comprar una casa en Villahermosa

Índice Ocultar

Comprar una casa en Villahermosa significa una gran inversión desde todo punto de vista. Inviertes una cantidad considerable de dinero para ser dueño de tu propio hogar, pero también representa para ti una inversión rentable que te brindará seguridad, estabilidad familiar y un aval económico; así que: ¿cómo puedes ahorrar para una casa sin descapitalizarte?

Existen varias maneras de alcanzar el objetivo de ahorrar un monto específico, sólo debes elegir la que mejor se ajuste a ti, de manera que el tiempo y esfuerzo que inviertes en ello te traiga los mejores resultados posibles.

1.- ¿Deseas comprar de contado o a crédito?

Normalmente la primera consideración que viene a la mente cuando te haces esta pregunta es: “dependiendo del dinero que tengas”; sin embargo, el tiempo es un factor importante en esta ocasión.

El tiempo que te toma reunir el dinero es crucial, por ejemplo: si cuentas con un buen salario, con diversas fuentes de ingreso y tu pareja está aportando cantidades considerables, entonces ¿para qué invertir los próximos 15 años de tu vida pagando un crédito hipotecario?

Una de las mayores ventajas que presenta comprar de contado, es que te ahorras una cantidad considerable de dinero en intereses, en gastos de originación y además te presenta la oportunidad de negociar mejores precios con el vendedor. El valor total del inmueble es mucho menor cuando restas todos estos elementos.

A pesar de esto, incluso teniendo diversas fuentes de ingreso muchas veces ahorrar para pagar de contado no es tan rápido o tan sencillo, incluso bajo las mejores condiciones. Siempre es mucho más fácil ahorrar lo suficiente para el enganche de la casa, lo que puede representar entre un 20% y un 30% del valor del inmueble.

Necesitas evaluar tu situación, definir tu velocidad para percibir ingresos que puedas transformar en ahorro (ya que no puedes dejar por fuera tus gastos mensuales regulares de comida, servicios, etc.), considerar lo que ya tengas ahorrado hasta el momento, y cotejar con el valor de la casa para poder decidir de manera objetiva.

2.- Define una meta clara de cuánto dinero necesitas

Tener los montos definidos te da un objetivo claro para alcanzar. Digamos que decidiste comprar una casa cuyo valor es de 1,500,000 pesos:

Si decides pagar de contado, debes sumarle aproximadamente un 5% de gastos de originación:

1,500,000 + 75,000 (5%) = 1,575,000 pesos, sería la cantidad a pagar de contado.

Si decides pagar utilizando un crédito hipotecario, necesitarás ahorrar el 20% del valor total de la casa para el enganche, más un 8% a 10% extra para gastos de originación:

300,000 (20%) + 150,000 (10%) = 450,000 pesos sería la cantidad para el pago inicial del crédito.

No es lo mismo hablar de porcentajes que tener las cifras reales en la mano, este cálculo es un ejemplo de lo que debes hacer para poder tener una noción objetiva de cuánto debes ahorrar, sea cual sea la opción que decidas para pagar tu casa. A partir de allí, es donde comienza tu planificación mensual para distribuir e incrementar tus ingresos.

Establecer un presupuesto no necesariamente quiere decir que debas hacer recortes en todo, pero significa que tendrás un control más preciso de tus ingresos y tus gastos, a fin de poder deshacerte de aquellas cosas que te hacen perder dinero así facilitar la tarea de alcanzar el monto que necesitas para tu casa.

3.- Genera más ingresos

Siguiendo el ejemplo anterior, a un mexicano promedio cuyo ingreso sea de 11 mil pesos mensuales, si ahorrara la mitad de su sueldo le tomaría aproximadamente 7 años reunir para el enganche de una casa cuyo costo sea de 1.500.000 pesos, y más del triple de ese tiempo en conseguir el monto total para pagar de contado.

Es imprescindible conseguir nuevas fuentes de ingreso que te ayuden a alcanzar más rápido el objetivo de comprar la casa, bien sea para mudarte pronto o para ponerla a producir y utilizarla como un negocio que te permita recuperar la inversión y generar ganancia. Una de las formas más comunes es conseguir un segundo empleo.

Ciertamente no podrás invertir la misma cantidad de tiempo en ambos, por lo que la posibilidad de doblar tu salario quizás aún sea difícil de alcanzar, pero puedes buscar alguna actividad o negocio que te permita utilizar los fines de semana o tus horas de ocio para poder generar mayores ingresos y cumplir tu objetivo.

También existe una gran cantidad de oportunidades por internet, dependiendo de tus habilidades, el mundo del trabajador freelance es una excelente forma de incrementar tus ingresos o incluso conseguir alguna oportunidad de empleo online que te ayude a sacar el mayor provecho posible a esas horas extra.

Si sabes otro idioma, tienes conocimientos en diseño gráfico o en programación web, puedes conseguir proyectos cuyo valor puede estar entre los mil pesos o incluso alcanzar montos hasta de 20,000 través de páginas como Freelancer, LinkedIn, Workana, etc.

También puedes incrementar tus ingresos vendiendo aquellos bienes que no utilices en casa, puedes acudir a las ventas de garage, utilizar los grupos de ventas por redes sociales y las aplicaciones como Mercadolibre, Ebay, etc.

4.- Cambia hábitos y reduce gastos innecesarios

Evalúa también tu quehacer diario, seguro encontrarás aspectos en los cuales puedas reducir gastos. Por ejemplo:

I. Si tienes el hábito de hacer ejercicio: no necesitas pagar la mensualidad de un gimnasio para poder obtener resultados y mantenerte en forma. Bien puedes salir a trotar, montar bicicleta, hacer senderismo o buscar rutinas caseras en Youtube para realizar sin gastar dinero extra.

II. Prepara tus comidas en casa: en la medida de lo posible evita gastar dinero comiendo en restaurantes o pidiendo comida para almorzar en el trabajo. Además de ahorrar, tendrás un mayor control de las cosas que comes y podrás usar eso para mejorar tu dieta.

III. ¿Posees el hábito de la lectura? Es innegable el placer que genera un libro nuevo, pero si eres un lector apasionado que invierte regularmente en ello, te convendría visitar las diversas páginas web con libros gratuitos en los cuales afanarte mientras ahorras para comprar tu casa.

IV. Disminuye o elimina tus vicios: un trago social o un cigarrillo eventual puede que no te afecte tanto al bolsillo, pero si son hábitos regulares estás gastando semanalmente una cantidad de dinero considerable en algo V. que afecta tu salud.

VI. Reduce tus gastos de ocio: aunque seas un gran amante del cine quizás puedas reducir las veces que asistes, igual las salidas a bailar o los espectáculos en vivo. No necesitas eliminarlos por completo, sólo encontrar un ritmo de asistencia que te permita ahorrar para la casa.

VII. Puedes reparar tus zapatos y tu ropa vieja en función de alargar su vida útil y reducir la necesidad de comprar prendas nuevas. De igual forma con utensilios del hogar como alguna tostadora u otros electrodomésticos que no estén funcionando bien.

VIII. Pon en espera tus planes de vacaciones: recuerda que necesitas todo el dinero que puedas ahorrar, una salida a vacacionar significa un gasto diario en comida y hospedaje que puede mermar rápidamente tus finanzas. Quédate en casa, no olvides que es por una buena causa.

XI. Paga tus deudas: aquellos préstamos, compras a crédito y cualquier deuda que te esté generando intereses mensuales es una filtración de dinero que necesitas cortar para poder tener mayor control de tus finanzas y evitar seguir perdiendo el capital que podrías estar ahorrando.

5.- Invierte sabiamente

La inflación puede hacer que tu dinero pierda valor si lo mantienes inactivo durante mucho tiempo. La mejor forma de conservarlo y hacer que se multiplique es buscar alternativas de inversión que te puedan dar buenos resultados sin poner en riesgo considerable tu capital.

En México existe una gran cantidad de cajas de ahorro que pueden ayudarte a incrementar tus fondos por medio de plazos fijos que produzcan intereses sobre tu dinero, al igual que muchas entidades bancarias ofrecen planes interesantes de ahorro e inversión que te conviene conocer para ver cuál se ajusta mejor a tus necesidades.

Puedes asesorarte y buscar fondos de inversión que te permitan generar un portafolio en las bolsas de valores nacionales y extranjeras; también puedes incursionar en la minería y trading de las criptodivisas.

El mercado de las criptomonedas es legal en México, estas son reconocidas como “activos virtuales” y puede representar una gran cantidad de dinero. Las máquinas minadoras se pueden adquirir libremente en el mercado, pero requieren una gran inversión en energía eléctrica y deben recibir mantenimiento periódico.

6.- Invierte en conocimiento

A veces no basta con tener grandes conocimientos académicos o invertir tanto tiempo en carreras universitarias. También aprender una serie de oficios y otras habilidades puede ampliar increíblemente tu rango de opciones para ayudarte a reunir lo necesario para comprar tu casa.

Estos oficios pueden ser o no complementarios con tu carrera, pero aun así son valiosos en sí mismos. Por ejemplo, saber hablar inglés o chino mandarín puede hacer sumamente atractivo tu currículum, especialmente si te dedicas al comercio; pero por sí solos, te permiten ganar dinero extra haciendo traducciones particulares.

Igual si decides hacer otro tipo de cursos o acreditaciones online, por ejemplo: aprender sobre marketing digital o manejo de redes sociales puede abrir para ti un campo de trabajo totalmente amplio y rentable en el que puedes trabajar la marca personal de otras personas o incluso la tuya propia, si decides emprender en algún proyecto.

Especialmente durante tiempos de pandemia, muchas personas acudieron a estas herramientas como una alternativa para aumentar sus ingresos mientras la crisis sanitaria los obligaba a permanecer en sus casas, así que invertir en ampliar tus conocimientos ha presentado resultados exitosos en las condiciones más adversas.

Dependiendo de cuánto puedas mejorar tu currículum con estos nuevos conocimientos que adquieras y que tanto se ajusten a las necesidades del lugar donde trabajas, puedes hacerte merecedor incluso de un aumento de sueldo o alguna promoción a un cargo mejor.

7.- Pausa tus ahorros para el retiro

Si tienes un plan de ahorro para poder disfrutar los frutos de tus años laborales al jubilarte, quizás te convendría pensar en el presente y concentrar tus recursos en alcanzar la cifra que necesitas para tener tu casa.

Ahorrar para las dos cosas en paralelo te dejará en un serio déficit mensual respecto a tus gastos regulares; pero incluso si pudieras hacerlo sin afectar tu presupuesto regular, tendrías resultados más rápidos si inviertes todo en el fondo para la compra.

Considera también que es sensato utilizar lo que ya tienes ahorrado para tu retiro e invertirlo en tu objetivo primario. Comprar una casa también significa pensar en tu futuro.

8.- Págate a ti primero

Un error bastante común en muchas personas es guardar el dinero que les sobra luego de haber pagado las cuentas y hecho las compras mensuales. Eso no está mal en circunstancias normales, sin embargo, si estás decidido a alcanzar el monto para un enganche o pagar de contado por tu casa, esa forma de ahorro puede ser perjudicial.

La mejor forma de proceder es “pagarte a ti primero” o, en otras palabras: guardar primero el dinero que deseas ahorrar, porque cuando guardas lo que sobra no tienes un control preciso y puedes quedar corto, lo que implica que tendrás retrasos.

Mensualmente debes apartar una cantidad de dinero para tu ahorro, existen métodos como el 80/20 en el cual tienes una idea clara de cuánto estás apartando de tu sueldo. Tener el dinero para tu casa en cuentas de ahorro separadas también ayudará mucho a controlar lo que gastas y evitar tentaciones con el dinero que guardas.

9.- Configura transferencias automáticas

En función de facilitar la tarea de ahorrar, puedes configurar tus cuentas bancarias para hacer transferencias de manera automática. Esa cuenta en la que recibes tu salario mensual, puede ser programada para enviar el monto que decidas ahorrar a una cuenta separada.

Además de ayudarte en tus tareas y ahorrar tiempo, esta es una forma de evitar tentaciones. Tener acceso a una gran cantidad de dinero siempre viene con el peso de las necesidades, pagos y cosas que deseas adquirir, así que este tipo de automatización es de gran utilidad para poder conseguir lo necesario y comprar tu casa.

10.- Pide dinero de regalo

Las páginas de Crowdfunding también han probado ser grandes aliados para las personas que están en la necesidad de acumular grandes sumas de dinero. Muchas personas la utilizan para financiar proyectos, otros para conseguir apoyo para tratamientos médicos, pero también es frecuente ver solicitudes para comprar una casa.

Estas páginas son portales de donación en los cuales el público aporta pequeñas sumas de dinero que son enviadas directamente a tu cuenta.

A veces hay personas que son empáticas con tu causa, ya que probablemente hayan tenido que atravesar por lo mismo para poder cumplir el sueño de tener su hogar. Si cuentas tu historia con honestidad y muestras en ella el valor del esfuerzo que estás realizando, seguramente tendrás el apoyo de quienes se vean reflejados en ti.

Otra técnica útil es aprovechar los días festivos como navidad o cumpleaños para pedir que en lugar de cosas te regalen dinero, obviamente nadie estará obligado pero habrán personas que disfruten genuinamente ayudarte a conseguir tu sueño.

pasos de como ahorrar para una casa

Cada vez más cerca

Comprar una casa es la superación de una etapa en tu vida. Incluso si estás comprando para rentarla y hacer de ella un negocio, siempre tendrás un espacio que será tuyo en caso de que lo necesites y las circunstancias de tu vida te lleven a vivir en ella.

Tienes en tus manos una serie de herramientas que te enseñan cómo ahorrar para comprar tu casa, sé creativo y especialmente muy disciplinado. Alcanzar un objetivo de esta magnitud puede estar más cerca de lo que parece.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

estrellas suscribete Suscríbete a nuestro blog estrellas suscribete