Skip to content

¿Cómo evitar un fraude inmobiliario? 10 Formas de detectarlos

Índice Ocultar

Un fraude inmobiliario es un delito que consiste en engañar a una persona que esté interesada en comprar una casa o inmueble, de manera que invierta su dinero en ofertas engañosas o realice depósitos sin ningún tipo de garantías. 

En Tabasco existe un estupendo mercado inmobiliario con muchas opciones de casas en venta, lo cual resulta beneficioso para quienes buscan un nuevo hogar, pero también puede atraer estafadores que intenten cometer fraudes y robar a personas incautas.

En muchos casos, puedes evitar problemas contactando a una buena empresa inmobiliaria, sin embargo, tu mejor defensa es la prevención. Por tal razón, a continuación te hablaremos en detalle sobre estos fraudes para que estés alerta y no seas una víctima.

¿Cuáles son los tipos de fraudes inmobiliarios más comunes?

 Algunos de los fraudes en venta de casas más comunes en México son:

  • Solicitudes de anticipos sin garantías
  • Solicitud de pagos sin contrato de compraventa
  • El vendedor no es el dueño del inmueble
  • Suplantación de identidad
  • Transacción de inmuebles que no están en venta
  • Ventas múltiples de un mismo inmueble

Al momento de invertir en una casa, es muy importante mantenerse alerta de estos delitos. Considera que un fraude no solo resulta una mala experiencia que te hace perder dinero, sino que incluso puede llegar a convertirse en una situación potencialmente riesgosa para tu integridad física.

Recuerda que se trata de una transacción que mueve grandes cantidades de dinero y puede atraer la atención de malas personas. A continuación te explicamos en detalle el modo en que los delincuentes operan para que puedas estar atento a las señales de alerta.

Solicitudes de anticipos sin garantías

Los tratos de palabra o solicitudes de pagos anticipados sin garantías, bajo la excusa de “apartar” una propiedad, es un fraude común. Dicha solicitud puede provenir de personas particulares (sean o no dueños legítimos del inmueble) o por empresas inmobiliarias fantasmas.

En este tipo de estafas, los delincuentes pueden solicitar a la persona el valor del enganche (un monto que puede superar el 10% del valor total de la vivienda) y suele ocurrir cuando se realizan negociaciones por internet, sin que el comprador visite el inmueble.

Solicitud de pagos sin contrato de compraventa

El contrato de compraventa es la mejor garantía legal de que todo el procedimiento de adquisición se está realizando de manera transparente. Similar al caso anterior, una solicitud de pago sin que haya un contrato estipulado es un tipo de fraude común.

Los contratos de compraventa no se pueden falsificar, ya que deben ser presentados ante una notaría con la previa revisión y aprobación de abogados que certifiquen que todas las cláusulas están en orden.

Es necesario solicitar este contrato antes de realizar cualquier transacción para que el proceso se realice correctamente. En caso de que el vendedor presente excusas o se rehúse a firmar, entonces es muy probable que te encuentres ante una estafa.

El vendedor no es el dueño del inmueble

 Este tipo de fraude inmobiliario implica que un estafador tiene acceso a una propiedad e intenta venderla sin tener derecho legal sobre ella. Esto ciertamente anula cualquier transacción, sin importar que hayas hecho todos los pagos.

Hay dos maneras en que puede ocurrir esta estafa:

  1. Que el nombre del vendedor no coincida con el nombre acreditado como dueño en el título de propiedad de la casa.
  2. Que el vendedor presente identificaciones falsas y se haga pasar por el verdadero dueño.

Suplantación de identidad

La suplantación de identidad tiene relación con el punto anterior y sucede cuando una persona finge ser el dueño de un inmueble utilizando documentos falsificados. Debes ser muy cuidadoso con este tipo de estafa, ya que también sucede por medio de compañías inmobiliarias fraudulentas.

En estos casos, los estafadores suplantan la identidad web de una inmobiliaria real. Debes ser meticuloso en los detalles de las páginas inmobiliarias, considera que un delincuente puede robar las fotos publicadas en páginas oficiales y redes sociales para hacer un diseño idéntico y así engañar a los compradores.

Oferta de inmuebles que no están en venta

Otro de los fraudes en venta de casas más comunes son los anuncios falsos en internet de inmuebles que no están en venta. El gancho suelen ser ofertas de propiedades económicas en colonias residenciales o zonas cotizadas de la ciudad.

En estos casos, los estafadores pueden pedir un depósito de dinero por anticipado a la vez que organizan una supuesta cita con el comprador para conocer el inmueble. Luego de recibir el pago, nunca se presentan en el lugar y desaparecen.

Ventas múltiples de un mismo inmueble

En este caso, sí se realiza la venta de un inmueble real, sin embargo, este tipo de fraude consiste en cerrar la venta de la propiedad en más de una ocasión y cobrar el enganche a distintos compradores.

Mientras se autoriza la solicitud de compra de la casa en el registro, los estafadores pueden aprovechar para “vender” el inmueble varias veces durante ese tiempo. Por lo tanto, la primera persona en comprar es la única que obtiene el derecho legal sobre la propiedad.

10 formas de detectar un fraude inmobiliario

Lamentablemente existen numerosas formas en que los delincuentes pueden llevar a cabo un fraude, sin embargo, hay algunas señales que debes tener en cuenta para ponerte en alerta ante una posible estafa inmobiliaria:

  1. Los estafadores solicitan anticipos antes de visitar la casa o firmar algún aval
  2. La inmobiliaria vendedora parece ser muy reciente o su procedencia es dudosa
  3. El costo de los inmuebles puede estar muy por debajo del precio del mercado
  4. Los anuncios no presentan fotos del interior y exterior del inmueble
  5. La información publicada acerca del inmueble tiende a ser muy vaga y confusa
  6. El vendedor insiste en que no es necesario firmar un contrato de compraventa
  7. La agencia inmobiliaria no tiene oficinas o son muy difíciles de localizar
  8. Te exigen tomar decisiones de compra rápidas
  9. Se te hace muy complicado comunicarte con el vendedor
  10. La información de la vivienda no coincide con lo que describe el vendedor

Si tienes la experiencia de trabajar con una inmobiliaria de confianza, no dudes en acudir a ella al momento de realizar cualquier trámite o consulta. Evita caer en la tentación de mirar ofertas llamativas que sean dudosas o te generen cualquier tipo de sospechas.

¿Cómo puedes evitar ser víctima de un fraude inmobiliario?

No siempre es fácil saber cómo evitar un fraude inmobiliario,  especialmente porque los estafadores muchas veces siguen distintos patrones de comportamiento. Sin embargo, es posible mantenerte a salvo si tomas algunas de estas precauciones:

  • Investiga bien a la empresa inmobiliaria: para ello, verifica cuidadosamente la información de contacto, testimonios de clientes, sitio web y redes sociales para corroborar que es una empresa legítima y confiable.
  • Solicita la información del vendedor: si vas a comprar directamente al dueño de la casa, solicita el título de propiedad y la identificación que lo acredite como propietario antes de proceder con la negociación.
  • Visita la propiedad: debes asegurarte que la propiedad cumpla los parámetros que ofrece el anuncio, que efectivamente se encuentre en venta y, además, que esté en buenas condiciones.
  • Entrevista a los vecinos: pregúntale a las personas que viven junto a la casa acerca del dueño. Es importante para corroborar que se trata del propietario real y te ayudará a determinar si se trata de una persona confiable.
  • No entregues documentos personales sin estar seguro: muchos estafadores exigen que les des tu información personal sin brindarte garantías. Evita revelar información personal antes de comenzar el trámite del contrato de compraventa.
  • Evita hacer trámites sin garantías: bajo ninguna circunstancia realices depósitos si no existe un contrato que tenga validez legal, para asegurar que tu dinero llegue a manos confiables y de manera transparente.
  • No cedas ante la presión: si sientes que te están insistiendo demasiado para que realices algún pago, o tratan de convencerte con alguna historia de que hay otros compradores interesados, es preferible buscar otras alternativas para comprar.
  • No persigas al vendedor: la persona que está interesada en vender va a mantener una línea abierta de contacto contigo. Si te resulta difícil contactar al vendedor, especialmente por teléfono, puede ser una señal de alarma ante posibles estafas.

La desinformación también es una estafa

Para cerrar un trato de tipo inmobiliario de manera transparente, debes conocer muy bien las fortalezas y debilidades de la propiedad. Si la casa no está en óptimas condiciones y el vendedor te oculta esa información, también constituye una estafa, ya que es muy probable que genere problemas a mediano o largo plazo.

Evita cualquier fraude inmobiliario adquiriendo tu casa nueva a través de una empresa confiable como IST. Todos nuestros proyectos de vivienda están fabricados bajo los más rigurosos estándares de calidad y además, los trámites de compra se realizan en condiciones transparentes para brindarte la mayor seguridad al momento de invertir.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

estrellas suscribete Suscríbete a nuestro blog estrellas suscribete