Skip to content

Qué es mejor: ¿Comprar o construir una casa?

Portada de artículo: ¿Qué es mejor? ¿Comprar o construir una casa?
Índice Ocultar

El anhelo de comprar una casa suele ser común, especialmente al momento de buscar la independencia o vivir en pareja. Sin embargo, otras personas prefieren adquirir un terreno y construir una casa que se ajuste mejor a sus necesidades.

Es importante tomar el tiempo de analizar ambas alternativas, ya que, tanto los terrenos como las casas en venta pueden ser opciones estupendas para ti. Debes considerar los pros y contras de cada opción antes de decidir, de manera que puedas realizar la mejor inversión posible, tanto de dinero como de tu tiempo.

¿Te conviene más comprar o construir tu casa?


Es importante tomar en cuenta que ambas alternativas pueden resultar muy beneficiosas de acuerdo al tipo de hogar que desees tener.

En primer lugar, comprar una casa es la opción más sencilla y, por ende, la elección más común de las personas debido a que es mucho más fácil adquirir un producto terminado, puedes tenerla más rápido y otras ventajas que desarrollaremos más adelante.

Por otro lado, construir una casa también ofrece una serie de beneficios que vale la pena tener en cuenta, ya que te brinda la oportunidad de diseñar tu hogar tal como lo has soñado, puedes decidir cada pequeño aspecto y al final tendrás una construcción única.

A continuación te presentamos una lista de ventajas y desventajas que te resultarán muy útiles al momento de decidir el tipo de casa que deseas adquirir.

Comprar una casa

Cuando decides comprar, el primer aspecto a considerar es la cantidad de dinero que tienes o puedes conseguir para invertir. Esto determinará el tipo de casa que compres y el lugar en que se ubique, ya sea en una calle, urbanización o fraccionamiento.

La primera ventaja que tienes al comprar es que existen varios lugares donde puedes adquirir créditos hipotecarios para financiar tu casa, ya sea en una entidad bancaria o en otras instituciones como INFONAVIT, FOVISSSTE o alguna SOFOM.

Adicionalmente, hay numerosos esquemas de crédito para compra una casa nueva o usada que pueden resultarte útiles y se manejan de acuerdo a:

  • Tu lugar de trabajo
  • Si laboras en una institución pública o privada
  • El sueldo que ganes
  • Si eres empleado activo o jubilado
  • Si estás casado o tienes la oportunidad de pedir un préstamo mancomunado
  • Las instituciones en las que te encuentres cotizando
  • De acuerdo al crédito que solicites, puedes obtener ventajas adicionales al pagar tu casa o combinar algunos esquemas para amortizar mucho más rápido el costo.

    Otra ventaja que plantea comprar una casa es que no debes preocuparte por consultar ingenieros, gastar tiempo y esfuerzo en buscar empleados que te ayuden, invertir en materiales o contratar y supervisar la mano de obra.

    Para muchos puede resultar ventajoso construir, sin embargo, si dispones de poco tiempo o no conoces los pasos a seguir para completar una construcción desde cero, al final te resultará mejor comprar una casa terminada.

    Ahora bien, los beneficios de comprar una casa no se limitan únicamente a los aspectos referentes a la casa en sí misma, sino también a las ventajas que ofrecen actualmente las inmobiliarias.

    Adquirir una casa por medio de una agencia confiable te brinda una mayor flexibilidad en cuanto a créditos, además de que puedes encontrar tu casa ideal con todas las amenidades necesarias y acelerar el proceso de mudanza.

    Sin embargo, también es necesario considerar algunas desventajas que puede implicar la opción de comprar una casa respecto a la de construirla:

  • Tendrás un número limitado de opciones para escoger
  • Será difícil encontrar una opción que se ajuste al 100% a tus necesidades
  • Algunas opciones pueden ser similares entre sí, especialmente en fraccionamiento
  • Al adquirir una casa usada, puede que necesites remodelar o reforzar los cimientos
  • Si deseas que tu familia crezca necesitarás una casa más grande y más costosa
  • Algunos aspectos como el tamaño de la cocina, puestos de estacionamiento, cantidad de cuartos y baños están predeterminados.

Construir una casa

Si decides construir una casa las consideraciones de tu presupuesto son distintas, ya que debes comprar un terreno adecuado, alquilar maquinaria pesada para establecer los cimientos y contratar al personal suficiente para erigir tu futuro hogar.

Lo ideal es que cuentes con el apoyo de un ingeniero y un arquitecto que te ayuden con la planificación, de manera que tu casa sea segura, resistente y dure mucho tiempo. De igual modo, debes contratar obreros calificados para realizar toda la construcción.

Algunas entidades de crédito, públicas y privadas, ofrecen préstamos para la construcción de tu hogar, lo cual puede ayudarte a aliviar el peso de la inversión, pero tus alternativas son un poco más limitadas que los créditos disponibles para la compra.

No es fácil determinar si es más barato construir o comprar un inmueble ya construido. El costo final de hacer una casa desde cero dependerá de varios factores como: la ubicación del terreno, el tipo y tamaño de casa que desees, la calidad de los materiales, entre otros.

Por ejemplo: el uso de técnicas y materiales modernos como módulos prefabricados o el hormigón autorreparable puede resultar más costoso que las opciones clásicas de construcción, pero a su vez te brinda un inmueble muy resistente en menos tiempo.

La mayor ventaja de construir es que no estarás limitado a las alternativas del mercado inmobiliario, sino que te presenta la opción de decidir cada detalle de tu casa para adaptarla a lo que deseas y necesitas.

Si planeas tener una familia más grande, debes considerar el número de cuartos y baños desde el momento de la planificación. Si dispones del presupuesto suficiente incluso puedes incluir algunas amenidades como alberca, jacuzzi, jardín, juegos infantiles y demás.

También, a pesar de ser algo costoso, podría resultar conveniente para ti incluir elementos amigables al medio ambiente como tanques de agua, paneles solares o utilizar materiales termoresistentes que, a la larga, te ahorren dinero en electricidad y calefacción

No olvides que mientras más atractiva sea la construcción que realices, harás que aumente su plusvalía y ayudarás a fortalecer tu patrimonio familiar, especialmente si incluyes comodidades o las opciones ecológicas antes mencionadas.

Por otro lado, construir una casa plantea algunas desventajas que también debes tener en cuenta, tales como:

  • Tardas más tiempo en tener tu casa
  • Construir una casa requiere poner atención a una gran cantidad de detalles
  • Los permisos y trámites legales pueden ser más complicados que al comprar
  • Los terrenos para construir no siempre están en zonas cómodas o accesibles
  • No disfrutarás de las ventajas de pago y amenidades que te ofrecen las inmobiliarias
  • Dependiendo del lugar que elijas para construir tu casa, algunas zonas exigen que utilices un tipo de arquitectura o estética en particular


¿Cómo tomar esta gran decisión?

Luego de considerar las ventajas y desventajas de comprar o construir una casa, al momento de decidir es necesario que tomes en cuenta:

  • El presupuesto del que dispones
    Debes considerar si resulta más rentable pagar el enganche y solicitar un crédito para comprar o, por el contrario, si es más económico adquirir un terreno y construir tu casa por etapas, de manera que el gasto sea más fácil de asimilar.

  • Tus posibilidades para pagar un crédito
    Dependiendo de la institución en la que adquieras el crédito hipotecario o préstamo de construcción, te conviene estudiar las ventajas que te ofrecen para pagar, de manera que eso no afecte tanto tu presupuesto mensual.

  • El tipo de casa que deseas tener y ofrecer a tu familia
    Así decidas comprar o construir, recuerda que una casa más grande y con más comodidades siempre resultará más costosa. Es necesario que tomes en cuenta el tipo de inmueble que anhelas y pongas en una balanza qué alternativa te resulta más rentable.

  • El sitio donde deseas vivir
    Según el lugar donde decidas vivir, debes verificar el mercado de bienes raíces para ver si cuentan con terrenos en lugares accesibles o, por el contrario, si existen alternativas de inmuebles ya construidos que te resulten más cómodas y rentables.

  • El tiempo del que dispones
    Si tienes el tiempo suficiente para dedicar a la construcción, quizás sea una alternativa viable para ti, sin embargo, si eres una persona ocupada y no puedes hacer una supervisión constante de la obra, es posible que te resulte mejor comprar una casa ya hecha.

  • El tipo de comodidades que anhelas
    Si decides construir, es posible que haya peculiaridades del terreno o la zona que no te permitan tener comodidades como albercas, áreas de estacionamiento o esparcimiento.

    En tal caso, comprar una casa en fraccionamiento puede resultar tu mejor opción.

Una opción inmediata

A pesar de que construir una casa implica enormes beneficios, también requiere una mayor inversión de esfuerzo, tiempo y en algunos casos, de dinero, comparado a la opción de compra.

Si decidiste tener un hogar propio te conviene estudiar las opciones que te ofrecen las inmobiliarias para comprar una casa, ya que muchas de ellas tienen alternativas muy adecuadas y rápidas que pueden adaptarse bien a tus necesidades.



Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

estrellas suscribete Suscríbete a nuestro blog estrellas suscribete